logoLogo del sitio

Thursday 16th of August 2018

Feed Display

Por favor, haga el directorio de la caché escribible.

Biblia ONLINE

 

Visita la Biblia ONLINE

Aqui puedes visitar cualquier texto biblico, categorizado por libros,  capitulos y versiculos  

especial

.calidad { -webkit-transition: all 1s ease; -moz-transition: all 1s ease; -ms-transition: all 1s ease; -o-transition: all 1s ease; transition: all 1s ease; }

Bienvenidos a mi web de pruebas

 

 



Introduccion PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Administrator   
Jueves 23 de Enero de 2014 11:37
 

El lugar del encuentro debería invitar a un clima de oración y animar a pro- 

fundizar en la fe y a comprometerse. Cada encuentro debería contar con esta inten- 

ción. Se debería designar a alguien para que prepare con antelación y anime las se- 

siones de oración. El animador de las sesiones realiza una labor crucial y esencial 

para el éxito de los encuentros. Es de desear que despliegue en ellas su creatividad. 

Aquí encontrará algunas sugerencias para el ejercicio de su labor. 

– Preparar el encuentro: leer los textos propuestos y adaptarlos a la situación 

real de la comunidad; por ejemplo: elegir textos alternativos si fuera necesario; cam- 

biar aquello que no sea relevante; crear, si así se juzgara necesario, un esquema más 

adecuado a la situación local; 

– Escoger por adelantado aquellos a los que se les pedirá que lean un texto, 

preparen una oración, un símbolo, canción, gesto o cualquier otro elemento, etc., 

que mejorará el espíritu de la reunión; 

– Preparar una introducción adecuada (¡adecuada no significa larga!) para 

el encuentro, recordando el objetivo del Trienio Oblato, estableciendo claramente el 

tema de ese encuentro específico y marcando con claridad los tiempos a lo largo del 

mismo; 

– Recordar a los distintos participantes que, para el éxito del encuentro y 

para el bien de la vida de comunidad, cada uno debe poner de su parte; que nos 

reunimos para comparEl lugar del encuentro debería invitar a un clima de oración y animar a pro- 

fundizar en la fe y a comprometerse. Cada encuentro debería contar con esta inten- 

ción. Se debería designar a alguien para que prepare con antelación y anime las se- 

siones de oración. El animador de las sesiones realiza una labor crucial y esencial 

para el éxito de los encuentros. Es de desear que despliegue en ellas su creatividad. 

Aquí encontrará algunas sugerencias para el ejercicio de su labor. 

– Preparar el encuentro: leer los textos propuestos y adaptarlos a la situación 

real de la comunidad; por ejemplo: elegir textos alternativos si fuera necesario; cam- 

biar aquello que no sea relevante; crear, si así se juzgara necesario, un esquema más 

adecuado a la situación local; 

– Escoger por adelantado aquellos a los que se les pedirá que lean un texto, 

preparen una oración, un símbolo, canción, gesto o cualquier otro elemento, etc., 

que mejorará el espíritu de la reunión; 

– Preparar una introducción adecuada (¡adecuada no significa larga!) para 

el encuentro, recordando el objetivo del Trienio Oblato, estableciendo claramente el 

tema de ese encuentro específico y marcando con claridad los tiempos a lo largo del 

mismo; 

– Recordar a los distintos participantes que, para el éxito del encuentro y 

para el bien de la vida de comunidad, cada uno debe poner de su parte; que nos 

reunimos para compartir nuestra fe, para construir una comunión de vida entre no- 

sotros cada vez más profunda, y no para entablar debates o discusiones; 

– Para aquellos momentos en los que los participantes tienen un papel ac- 

tivo (por ejemplo explicar el símbolo que eligieron para el encuentro, compartir sus 

experiencias sobre el tema del encuentro, etc.) es muy importante que el animador 

atienda a estos puntos: 

– Tratar de dar tiempo a cada uno para que hable y comparta; 

– Antes de que alguien hable por segunda vez, invitar a los que aún no han 

hablado a que lo hagan; 

– Ser paciente y no tener prisa por llenar los momentos de silencio (¡quizás al- 

guno necesite mucho tiempo para decidirse a hablar!) 

– Evitar que alguien responda a la experiencia de otro. ¡El hecho de compartir 

una experiencia debería realizarse en total libertad! (¡Esto es muy impor- 

tante!) 

– Asegurarse de que cada uno se siente realmente libre para compartir sus sen- 

timientos, emociones, experiencias; no forzar a nadie, baste ayudar (si es po- 

sible).  
 

Categorias

Articulos Varios

Archivos varios

PapaFrancisco


codigo

¡Bienvenidos al Sitio Oficial de la Administración general de los Misioneros oblatos de María Inmaculada!
Somos una comunidad religiosa católica de sacerdotes y hermanos

  • Trabajando en diferentes continentes
  • viviendo en comunidades apostólicas
  • Enseñando a los hombres quien es Jesucristo
  • dedicada a la difusión del amor de Dios en el mundo
  • a través de la vida de comunidad
  • en el servicio a los pobres
  • en colaboración con hombres y mujeres de todos los credos.

Powered by Joomla!. XHTML and CSS.

© 2018 Noticias de Varias temáticas
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.
¿Crea una web gratis, en CrearJoomla.com